Enfant Précoce, nacido Francis Essoua Kalu, es un joven artista camerunés que vive y trabaja en París. Cada una de sus pinturas se lee como una historia: un colorido poema que encarna una fantasía idealizada; un título, cuidadosamente elegido, como el coro de una canción de cuna. Es un viaje a la tierra de los sueños. Su uso de líneas audaces y colores brillantes se convierten en una demostración ingenua de la belleza de nuestras quimeras. Porque, de hecho, su trabajo también trata sobre «nosotros», ya que Enfant Précoce cubre temas universales que nos afectan a todos.

Camerún lo inspiró desde una tierna edad, con colores místicos y creatividad. Habiendo sido criado con Hip Hoppues con este ritmo dormía, su cuerpo pronto encontró su movimiento. Cuando llegó a París a la edad de 10 años, siguió bailando y todavía baila todos los días. Su pasión se ha convertido en un medio de expresión. En cada una de sus pinturas, el espectador encuentra un cuento, un poema o una colorida aventura que encarna la fantasía de su ideal. Enfant pinta y se expresa con total libertad.

Tenía 24 años cuando comenzó a pintar y, desde entonces, se ha hecho un nombre a través de las redes sociales al publicar fotos de él sentado con sus obras frente a famosos museos parisinos. Desde entonces, expuso en galerías como la Galerie Fauve de Paris, La Mongolfière, el Institut Français de la Mode y el Art Sens. Sus obras también se han exhibido en Dak’Art de 2018. Al describir sus pinturas como un viaje en el mundo onírico de la infancia y los recuerdos, su trabajo es colorido, sensual y sensible. Embajador de la marca Walk in Paris, el autodidacta camerunés también es un bailarín talentoso, profesión que nunca ha dejado de lado.

En cuanto a su nombre, elegió Enfant Précoce‘ por su infancia, porque el estilo de sus líneas proviene del mundo imaginario de los niños y porque, como le gusta decir, dibuja como un niño. Finalmente, elegió Enfant Précoce porque es autodidacta. Cuestionado de cómo es que encuentra inspiración, el artista asegura que está constantemente alrededor y dentro de nosotros. «Solo tienes que abrir los ojos», dice. «La vida me inspira; encuentros; pequeñas historias… o grandes.»

Con más de 38 mil seguidores en Instagram, Essoua ha colaborado con H&M, Dior y Kid Super (para quien hizo una performance en su desfile para la colección otoño-invierno 2020), con lo que sigue alternando su faceta de artista con la de bailarín, ya que ya ha formado parte del grupo La Marche Bleue. A pesar de que en su arte se pueden ver trazos del ya mencionado Basquiat e incluso de Hockney o Picasso, él afirma que su influencia mayor es su entorno y los lugares donde hay sol.

“En París todo el mundo va de negro o gris, pero yo a veces me veo antes de salir por la puerta y puedo llevar rojo, verde, amarillo, morado y azul juntos”, dice entre risas. El color y la moda son otra forma de expresión, asegura este artista polifacético que últimamente ha añadido la fotografía analógica a las disciplinas que practica. Según su propia experiencia, el mercado del arte no está abierto a los jóvenes artistas que quieren exponer, por lo que anima a los jóvenes pintores a creer en sí mismos y apuntar a lo imposible: no es fácil pero el camino está lleno de maravillosas aventuras. Por lo que podemos ver en su disciplina artística, no hay pasado ni futuro en los sueños de Enfant, solo el ahora, y el momento es grandioso para este gran artista camerunés.

Fuentes: fahrenheitmagazine.com

 

Etiquetas del articulo: ,

Spanish
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad